Todos los días y todo el día

todo el dia, desierto

El tener que vocalizar… Esa cosa…

Personas desconocidas hasta el último día alrededor que hablan y hablan pero no contigo. O eso parece, porque no vocalizan y se entienden. Tu ves, oyes, pero no entiendes. Te lo dicen, se olvidan, pues no se te nota y no lo parece.

Pareces antipática, pero en realidad, aunque pocos lo sepan, o muchos que te caen mal, solo lo eres cuando quieres. Sonreír de más mientras adivinas qué han dicho. O para tratar de integrarte. Pero solo hacia fuera. Y así, durante todo el día, todos los días.

¿Te lo imaginas? Son retazos propios de pensamientos de una persona sorda como yo que lee los labios pero tampoco tan bien. Al parecer. O vocalizan fatal, que también. O está fatigada ya. Que oye bastante pero no del todo. Que hace todo lo posible pero no lo suficiente. Siempre más y un poco mejor, si puede ser, pero por fuerza debe ser. O automáticamente te excluyes, pues no parece que te incluyan. Y así todos los días.

.

.

No se puede pretender hacer un sobreesfuerzo constante tantísimas horas al día varios días seguidos sin explotar. No si no te tienen en cuenta, si se olvidan más allá de las primeras palabras, en esas que aún te miran y se esfuerzan. Cualquier interrupción inocente hace perder la intención de seguir siendo accesible. Se volvieron a olvidar y otra vez estás fuera.

No se puede pretender jugar a ser incansable y tener una sonrisa eterna ni ser ocurrente si no te sientes valorada. Si hay demasiadas personas, que por más que pase el tiempo, siguen siendo desconocidas. No franquean el muro de la comunicación. No lo necesitan ni ven tu necesidad de ayuda. Me pregunto hasta si se dan cuenta de los intentos… Porque por más que lo intentes, es imposible leer todos los labios y menos a la vez. Y así conocer, aprender. Estar.

Sea como sea, al final, necesitas un remanso de paz, decir: no más. No a la fatiga auditiva, a la alerta constante, al estrés continuado. No al dejar de ser tú misma para volver a ser tú todo el día, todos los días. Eso sí. Con tu gente. Es más fácil vocalizar un rato (gracias) que estar pendiente todo el tiempo.

Nada como estar en casa, una serenidad que, si no perfecta, conocida.

8 respuestas a «Todos los días y todo el día»

  1. Andrea, quina sorpresa el teu bloc és molt real. Tot el que dius és pura realitat i el nostre dia a dia. Jo tinc hipoacusia severa a l esquerra. Porto un audifon i la dreta la tinc totalment perduda. Sóc sòcia d accaps i et vaig veure a la presentació d apunts en blanc. Em vaig sentir molt identificada amb tots vosaltres. Hi ha molt per fer. Et Felicito pel teu bloc molt bona iniciativa . Endavant i sempre endavant!!
    Sts.

    1. Hola Imma! Tota la raó amb que hi ha molt per fer, només fer pinya ja és molt! M’alegro molt que t’agradi, t’animo a que el comparteixis per a que més gent ens entengui, que falta fa…! Abraçada!

  2. Me has puesto en perspectiva la vida de mi hija…cuánta verdad en tus palabras …así imagino que le pasa a ella, incluso de mi misma, no vocalizo, a veces olvido que debo hablarle de frente y me molesto porque no reacciona, que mal me he sentido por mi, a veces, falta de empatía.

    1. Todos tenemos nuestras circunstancias y a menudo podemos olvidar las de los demás. Lo importante es dar apoyo y tomar consciencia. Me alegro mucho de que te sirvan para algo mis palabras! Un saludo.

  3. Yo me recibí el alta como persona hipoacúsica y me venci la esquizofrenia y estoy normal y alivio total.Para mi, no es fácil con gente discapacidad auditiva con salud mental …las voces de antes son voces son de otro mundo y miraban cosas que no están pude visualizar alguien cerca para aliviarme mi ansiedad mental tengo hipoacusia neurosensorial severa con 60% a 80% por ahi,viste,este oído de las voces y ver cosas no es normal y que habla un miembro ancestral ,guia en el alma; pensé…pense lo que ha ocurrido durante no era la voz,suele pasar que soy perseguida y obserbadora. seguime mi insta caminteligencie

    1. Me alegro de que tengas la enfermedad controlada, no debe ser nada fácil luchar en tantos frentes a la vez. Un abrazo Camila!

  4. aixx, cuánta verdad ! los oyentes tendríamos que ser sordos alguna vez un tiempo para entender realmente este mundo. Nos olvidamos de vocalizar y de forma inconsciente dejamos de mirar a la cara al interlocutor sordo/hipoacúsico sin darnos cuenta de que ésto es primordial para que nos entendamos.

  5. ayyy, no és fàcil per tu i altres hipoacusics el dia a dia, molts cops i de manera involuntaria, vull creure, ens oblidem de que no podeu seguir la conversació i no valorem prou el esforç que feu.

Anímate y déjame algún comentario. ¡Gracias!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Verificado por MonsterInsights