¡Me entrevistó Marimén Ayuso! Y aún no me lo creo...

¡Hola a todos!

Hoy estoy especialmente contenta porque ha salido mi entrevista y estoy feliz, muy feliz de compartirla con vosotros. Este es el enlace donde podéis verla originalmente:

https://www.marimenayuso.com/blog/entrevista-a-andrea-amouzouvi

De todas maneras, la voy a copiar aquí enterita para tenerla conmigo, así que, ahí va…

Andrea es una chica con hipoacusia bilateral pregona desde los 16 meses y usuaria de audífonos, su tesoro. Cada vez tiene más interés en la cultura de sordos y en la lengua de signos. Defiende que sumar maneras de comunicarse -en cualquier sentido- enriquece, y más cuando hay que luchar y esforzarse el doble para conseguir lo mismo. Tiene un ideal: sordos y oyentes trabajando juntos.

Andrea, ¿cómo se te ocurrió la idea del blog?

La verdad es que la idea de crear un blog no fue mía, sino de unas personas a quienes aprecio mucho. En aquel momento no le di importancia, pero desde entonces estuve cavilando esa idea. Y un día, por fin, me lancé a crear un blog para hablar de mis experiencias como persona sorda. Sentía que tenía mucho que decir y creía que tal vez pudiera servir de algo.

¿El blog está pensado sólo para un público sordo?

No, en realidad está pensado para la sociedad en general, oyentes, sobre todo, ya que explico como me siento o nos podemos sentir las personas sordas en determinadas situaciones. Evidentemente el público sordo puede sentirse identificado, pero la idea es que, mediante la concienciación, se haga más visible esta discapacidad y se comprendan mejor nuestras necesidades.

¿Es un intento de reivindicación?

Totalmente, de normalizar ciertos sentimientos y que otros sordos vean que no están solos, que somos muchos.

Porque somos muchos los que reivindicamos, como podemos o sabemos, la plena inclusión.

 

¿Qué te ha supuesto este blog?

Me ha supuesto abrirme y hablar sobre cosas referentes a la sordera con total libertad, lo cual me ha servido para entender mejor sentimientos y circunstancias, al ponerles palabras, y de paso, intento que la sociedad nos entienda mejor.

En un apartado de tu blog hablas sobre el sordo invisible. ¿Qué es exactamente un sordo invisible?

Para mí, un sordo invisible es aquel que, por el mero hecho de ser sordo pasa desapercibido, es ninguneado incluso, y, en definitiva, no ven que está ahí, que es una persona y que está llena de ilusiones, motivaciones, necesidades. Todo eso, no se ve si no te ven. Y cuando no hablas porque no te enteras, pueden dejar de “verte”, lo que te vuelve “invisible”.

Eres una hipoacúsica, como tú misma te defines. ¿Puedes contarnos las dificultades con las que tienes que luchar día a día?

Desgraciadamente las dificultades que me encuentro en mi día a día tienen que ver con la dependencia de leer los labios, la dependencia de que la gente vocalice y, en mi caso, al hablar muy bien, mi discapacidad pasa completamente desapercibida, lo cual me dificulta llamar la atención por ser sorda.

Soy hipoacúsica, sí, pero es más práctico decir que soy sorda. De hecho, impacta más decir que soy sorda que no hipoacúsica, la gente reacciona más de esta manera.

 

No hablar por teléfono, no seguir bien conversaciones de oyentes donde sea que vaya, no entender megafonías o avisos, la radio, etc. Todo ello a menudo también me distancia de los oyentes, que deben percibir que “paso” o que soy “antipática”. Necesitar ese soporte labial siempre te hace vulnerable, además, y quizá la gente quiere aprovecharse para gastarme “bromitas”. Si supiera comunicarme bien en signos, parte de estos problemas se esfumarían, ya no estaría en medio de los dos mundos.

¿En tu familia hay más hipoacúsicos?

No, que sepamos.

¿Cómo es vuestra comunicación?

Con mi familia la comunicación es mejor o peor, depende del día, por el hecho de que son oyentes. Si es cierto que se esfuerzan en vocalizarme más, pero como ya he dicho, como hablo tan bien, se olvidan y a menudo tengo que recordar que hablen más despacio, más alto, que me repitan…

¿Crees que hay igualdad entre jóvenes sordos y oyentes?

No, para nada. De hecho, creo que los jóvenes sordos y oyentes no tienen mucho contacto entre sí, o no tanto como me gustaría, de hecho, puede ser por eso que cada vez tiendo más a relacionarme con personas sordas. A la gente le cuesta repetir y esforzarse por un tiempo largo, según mi experiencia.

Por eso no hay igualdad, porque la desigualdad no termina de irse, no hay esa bidireccionalidad en la comunicación, indispensable para lograr cualquier cosa, o, al menos, no es duradera y se rompe la igualdad, se crea dependencia.

 

¿Tu círculo de amistades es mayoritariamente sordo?

Actualmente puedo decir que sí, pero es una novedad en mi vida, ya que toda mi infancia y adolescencia ha sido rodeada de oyentes, y, aunque era feliz, me faltaba siempre algo. Ahora con los sordos, me pasa algo parecido, porque no domino demasiado la lengua de signos, pero, en cualquier caso, me siento mucho mejor con ellos.

¿Eres lectora? ¿Qué estas leyendo ahora mismo?

¿Que si soy lectora? ¡Muchísimo! Aparte de que me paso media vida leyendo (subtítulos, labios ¡jaja!, estudios…), acabo de leerme “La conjura de los necios” de John Kennedy Toole. Un libro que me ha encantado y que tiene un tono sarcástico notable muy divertido, te lo recomiendo. Pero me he leído decenas y decenas. De pequeña, con 8 o 9 años, era capaz de leerme 2 o 3 libros en una tarde, devolverlos a la biblioteca y cogerme un par más. Siempre me ha gustado mucho adentrarme en las letras.

Leer me ha abierto la mente, me ha permitido expresarme como lo hago, pensar como lo hago y cuestionarme todo. Es tan importante, más cuando te falta un sentido…

 

¿Crees que los sordos son poco lectores?

Sí, creo que sí, desgraciadamente, aunque me imagino que hay de todo, como entre los oyentes. Y creo que es porque les cuesta entender, porque no han recibido suficiente apoyo desde la escuela y han terminado por aborrecer la lectura. Una pena muy grande, porque por culpa de eso, muchos no logran una buena comprensión lectora ni expresión escrita, ambos relacionados.

¿Te has planteado dedicarte a la escritura?

Sí, muchas veces, de hecho, tengo un libro medio empezado, ya hace tiempo, pero no encuentro el tiempo para ponerme en serio, aunque es algo que tengo pendiente y que me hace ilusión. Es un verdadero reto acabarlo.

¿Qué proyectos tienes?

En realidad, tengo uno en mente. Como me gusta mucho ayudar y el tema de la sordera va cogiendo fuerza en mi vida, mis proyectos futuros tienen que ver con la integración social y laboral de las personas sordas.

Me gustaría que la calidad laboral de las personas sordas (en las que me incluyo), mejorase notablemente y que sordos y oyentes compartamos espacios laborales en un contexto de plena normalidad y accesibilidad.

 

Y así en general, siempre quiero aprender, porque pienso que siempre hay algo más que aprender y, fijarte metas, da un sentido muy bonito a la vida.

Andrea me mira, se fija en mis labios y yo le signo: muchas gracias por tus palabras.

 

¡Gracias a ti, y a todos por leerme!

Un abrazo…